martes, 5 de marzo de 2013

Dos.


10 comentarios:

  1. Esos brazos abierto, ese gesto, solo ese gesto, ya le da una dimensión absoluta a la foto y no deja duda de lo que comunica.
    Inmensidad, dimensión, deseo de alcanzar lo que aparece inalcanzable y a lo que solo se llega con voluntad de hierro.
    Detrás, la niebla como esa duda que a todos nos impide dar los pasos con el debido ritmo. Y la compañía, la seguridad de que a pesar de todo de alguna manera nunca estamos solos si sabemos mirar a nuestro alrededor.
    Enorme Raúl, enorme.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te voy a confesar, Luis, que esta es una de mis fotos preferidas. Esas personitas contagian optimismo.
      Gracias por tu comentario tan emotivo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me parece una composición perfecta con ese celaje de niebla separando el cielo de la tierra y las niñas situadas en el lugar perfecto para llenar de contenido la toma. Me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y tu comentario, Miguel.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Una imatge sensacional. M'encanta com l'has enquadrat i processat.
    La boira, el verd i el color de les vestimentes juguen d'una manera extraordinària en aquesta composició tan plena de contrastos i color.
    Una abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies pel teu comentari.
      Una abraçada, Josep.

      Eliminar
  4. Una composición excelente con estas dos personas al frente que la hacen aún más atractiva. Me encanta la niebla!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Candi. Yo también siento atracción por la niebla...
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. De profesional, compañero. Pura poesia. Me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, David, por esas cosas que me dices.
      Un abrazo.

      Eliminar